La Cámara y el Senado de Maine aprobaron la LD 1877, “Una ley para reducir el número de niños que viven en la pobreza extrema mediante el ajuste de la asistencia para familias de bajos ingresos”, y el gobernador promulgó el proyecto de ley. Como resultado, la cuenta actual de subvenciones TANF de Maine aumentará en un 20%.

Actualmente, la asignación TANF de Maine es la más baja de Nueva Inglaterra. Rae Sage, coordinadora de políticas de la Comisión Permanente sobre el Estatuto de las Poblaciones Raciales, Indígenas y Tribales, se unió recientemente a muchos otros habitantes de Maine para presentar testimonios en apoyo del proyecto de ley.

Su testimonio afirmó que los niños negros en Maine experimentan una tasa de pobreza de más del doble que los niños blancos: 31.5% y 12.8%, respectivamente. También dijo que los niños indígenas enfrentan disparidades similares con una tasa de pobreza infantil del 32.4%, y que las comunidades negras e indígenas en Maine están experimentando inseguridad alimentaria a un ritmo de dos a casi cuatro veces mayor que el promedio estatal.

Justicia para todos, el informe de enero de 2024 de la Comisión Permanente sobre las prioridades para la 131.ª sesión legislativa, señaló que la Comisión “imagina un Maine donde cualquiera que sea su código postal, el color de su piel o el contenido de su billetera, sepa que en su familia todo estará bien, donde no importa las dificultades que enfrentan, saben que tendrán comida en la mesa y un techo. Crear un futuro en el que todos los habitantes de Maine, nuestras familias y nuestras comunidades puedan prosperar requiere una intervención política activa en procesos sociales y económicos de larga data que alimentan los ciclos de pobreza de las poblaciones rurales, raciales, indígenas y tribales”