Las elecciones de noviembre de 2024 incluirán elecciones presidenciales, elecciones para escaños en el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y elecciones para escaños en el Senado y la Cámara de Representantes de Maine.

El presunto (probable) candidato demócrata será el actual presidente Joe Biden. El presunto candidato republicano será Donald Trump. La decisión final sobre los candidatos se tomará en las convenciones republicana y demócrata de este verano.

Se espera que el resultado de las elecciones presidenciales tenga un impacto significativo en las vidas de millones de inmigrantes en Estados Unidos. El expresidente Trump ha declarado en repetidas ocasiones que si es elegido presidente por segunda vez, inmediatamente lanzará “la mayor iniciativa nacional operación de deportación en la historia de Estados Unidos”.

Cuando faltan seis meses para las elecciones del 5 de noviembre, los ciudadanos estadounidenses tienen tiempo suficiente para informarse sobre los candidatos y sus políticas.

Tenga en cuenta que sólo los ciudadanos estadounidenses pueden registrarse para votar o emitir su voto el 5 de noviembre. “Ciudadano de los Estados Unidos” en el formulario de registro de votantes de Maine es un término legal, y para los no ciudadanos, cometer un error al registrarse o emitir un voto puede tener graves consecuencias según las leyes de inmigración de Estados Unidos. La ley no excusa a los no ciudadanos que malinterpretaron las leyes de elegibilidad, o a quienes otros les dijeron o ayudaron a registrarse o votar. La ley se aplica incluso a quienes aprobaron el examen y la entrevista de ciudadanía pero aún no han prestado juramento como ciudadanos estadounidenses. Según la ley federal, las personas que no son ciudadanos estadounidenses, pero que se registran para votar o votan en cualquier elección estadounidense (incluidas las elecciones locales, estatales y federales) pueden ser deportadas.