All about credit
Part Three

Para tener éxito en Maine, debe comprender el sistema financiero estadounidense. Es un sistema difícil de manejar y muchas personas cometen errores y se endeudan, lo que afecta negativamente su salud financiera. El mes pasado hablamos sobre cómo verificar los puntajes crediticios. Este mes analizamos más de cerca qué son los puntajes crediticios. Busque nuestros artículos sobre educación financiera cada mes y sintonice nuestros podcasts para obtener consejos.

El puntaje crediticio de una persona es un número que determina su acceso a préstamos y tarjetas de crédito y, a menudo, su capacidad para conseguir trabajo o alquilar apartamentos. El puntaje crediticio es una representación de la solvencia crediticia, o la probabilidad de que una persona pague sus deudas en su totalidad y a tiempo. Básicamente es un número que permite a los prestamistas saber qué tan confiable es alguien en relación con las finanzas.

Las cooperativas de crédito, los bancos y otros prestamistas hacen referencia al puntaje crediticio de un individuo antes de otorgarle crédito, que es la capacidad de pedir dinero prestado para acceder a bienes o servicios, con el acuerdo de que el prestatario devolverá el dinero más tarde.

Para tener un buen puntaje crediticio, el prestatario debe asegurarse de realizar todos los pagos (incluso los pagos del saldo mínimo) de las deudas pendientes antes de la fecha de vencimiento. Los pagos atrasados ​e impagados ​​pueden afectar gravemente la calificación crediticia general de un prestatario, lo que comprometerá su capacidad de obtener más crédito de los prestamistas para necesidades futuras.

Los puntajes crediticios son siempre un número de tres dígitos, con un rango de 300 a 850. Cuanto mayor sea el puntaje, mejor será su calificación crediticia. El puntaje se calcula mediante una fórmula que incorpora cinco componentes principales, con varios niveles de importancia, todos los cuales se extraen de su informe crediticio.

Historial de pagos – 35%

El factor que más contribuye a su puntaje crediticio es su historial de pagos, que refleja su capacidad para cumplir con sus obligaciones financieras. Los pagos atrasados, los impagos y las quiebras pueden reducir significativamente su puntuación. Realizar los pagos en su totalidad y a tiempo puede ayudarlo a lograr una puntuación más alta.

Monto adeudado – 30%

También conocida como “tasa de utilización de crédito” o “relación deuda-crédito”, es una medida de cuánto de su crédito disponible está utilizando, generalmente expresado como un porcentaje. Una mejor práctica general es mantener su tasa de utilización de crédito en 30% o menos. Por ejemplo, si tiene una tarjeta de crédito con un límite de $1,000, no lleve un saldo en la tarjeta de más de $300. Usar demasiado del crédito asignado puede dañar su puntaje.

Duración del historial crediticio: 15%

A los prestamistas les gusta ver un largo historial de uso responsable del crédito. La antigüedad de su cuenta de crédito más antigua, la antigüedad promedio de sus cuentas y el tiempo transcurrido desde su última consulta de crédito contribuyen a esta parte de su puntaje.

Nuevo crédito – 10%

Abrir varias líneas en un corto período de tiempo, como varias tarjetas de crédito, puede afectar negativamente su puntaje. Los prestamistas pueden asumir que usted está asumiendo desesperadamente más deudas de las que puede pagar.

Mezcla de crédito – 10%

Tener diferentes tipos de crédito a su nombre puede ayudarlo a mejorar su puntaje. Esto podría significar una combinación de tarjetas de crédito, una hipoteca y un préstamo para automóvil, por ejemplo. Esta combinación puede demostrar su capacidad para gestionar diversas obligaciones financieras.

Tu puntuación no es sólo un número; es su clave para diversas oportunidades financieras. Además de que los propietarios, los empleadores y las agencias de seguros verifican su puntaje para determinar si es digno de confianza o no, los prestamistas lo examinarán para determinar si quieren otorgarle un préstamo. Si deciden prestarle un préstamo, su puntaje también afectará su límite de endeudamiento, su tasa de interés y otros términos. Esencialmente, cuanto mejor sea su puntaje, menos fondos adicionales (en forma de intereses y tarifas) deberá pagar para tener el privilegio de poder pedir prestado el dinero. Al comprender qué factores influyen en su puntaje crediticio, puede tomar medidas proactivas para establecer o mejorar su situación crediticia y allanar el camino para el éxito financiero futuro.

Entre los aspectos más importantes de su salud financiera se encuentra su puntaje crediticio. Así es como puede verificar su puntaje crediticio – es más fácil de lo que piensa y es un paso esencial en la administración de sus finanzas.

1. Banca en línea con su banco o con una cooperativa de crédito

Muchos bancos y cooperativas de crédito ofrecen verificación de puntaje crediticio como parte de sus servicios bancarios en línea. Esta función suele ser gratuita y proporciona una manera conveniente de controlar su puntaje crediticio en la plataforma de su propia institución financiera.

2. AnnualCreditReport.com

AnnualCreditReport.com es el único sitio web autorizado a nivel federal para obtener informes crediticios gratuitos. Si bien ofrece principalmente informes crediticios gratuitos de las tres agencias principales de crédito (Equifax, Experian, and TransUnion), también puede comprar su puntaje crediticio de forma segura a través de este sitio.

3. Servicios gratuitos de calificación crediticia

Varios sitios web de buena reputación ofrecen monitoreo gratuito de su puntaje crediticio. Credit Karma es uno de los más conocidos y confiables y le permite verificar su puntaje sin cargo. Estas plataformas a menudo brindan información sobre su informe crediticio y ofrecen consejos sobre cómo mejorar su puntaje.

4. A través de su prestamista

Si está en el proceso de solicitar un préstamo, pregúntele a su prestamista si puede proporcionarle su puntaje crediticio. Muchos prestamistas acceden a su puntaje como parte del proceso de solicitud de préstamo y pueden compartirlo con usted si lo solicita.

Verificar su puntaje crediticio es una parte vital de su salud financiera por varias razones:

  • Monitoreo de crédito: verificar periódicamente su puntaje lo ayuda a monitorear su salud crediticia, detectar errores temprano y comprender cómo sus comportamientos financieros afectan su puntaje.

  • Consejos para mejorar: muchos servicios de calificación crediticia ofrecen consejos personalizados basados ​​en su historial crediticio, lo que le ayuda a comprender cómo mejorar su puntuación con el tiempo.

  • Acceso al informe de crédito: además de su puntaje, a menudo tendrá acceso a su informe de crédito completo, lo que le permitirá revisar su precisión y disputar cualquier error.

Una vez que haya verificado su puntaje crediticio, ¿qué sigue? Aquí hay algunos pasos a considerar:

  • Utilice un simulador: algunos servicios ofrecen un simulador de puntaje crediticio, que predice cómo su puntaje podría cambiar en función de acciones financieras hipotéticas (por ejemplo, pagar una deuda). Credit Karma tiene un simulador incorporado, al igual que algunos bancos y cooperativas de crédito.

     

     

  • Establezca una meta: determine cuál sería un buen puntaje crediticio para usted y establezca un cronograma realista para lograrlo.

  • Realice un seguimiento regular: haga que la verificación de su puntaje crediticio sea parte de su rutina financiera habitual. Esto le ayudará a estar al tanto de su salud crediticia y a tomar decisiones financieras informadas.

Verificar su puntaje crediticio es una herramienta simple pero poderosa para administrar su bienestar financiero. Al aprovechar los recursos disponibles para usted, puede comprender mejor su salud crediticia, trabajar para mejorar su puntaje y abrir nuevas oportunidades para su futuro financiero.

Glosario::

Puntaje de crédito: un puntaje de crédito es un número, basado en su historial crediticio, que muestra la probabilidad de que usted pague los préstamos. Varía de 300 a 850, siendo mejores las puntuaciones más altas.

Monitoreo de crédito: el monitoreo de crédito significa verificar periódicamente sus informes de crédito para asegurarse de que no haya errores ni signos de fraude.

Simulador de puntaje crediticio: esta es una herramienta que muestra cómo su puntaje crediticio podría cambiar si hace cosas como liquidar deudas o abrir una nueva tarjeta de crédito. Le ayuda a comprender cómo sus decisiones financieras afectan su puntaje.

Bienestar financiero: bienestar financiero significa administrar bien su dinero, lo que incluye hacer presupuestos, ahorrar, invertir y planificar el futuro. Se trata de sentirse seguro y tener la libertad de disfrutar la vida sin estrés financiero.

Obtenga más información sobre crédito e informes crediticios en la serie “Todo sobre el crédito” de  Amjambo Africa.

https://www.amjamboafrica.com/all-about-credit/.

All about credit
Part Two

Para tener éxito en Maine, debe comprender el sistema financiero estadounidense. Es un sistema difícil de manejar y muchas personas cometen errores y se endeudan, lo que afecta negativamente su salud financiera. Busque nuestros artículos sobre educación financiera cada mes y sintonice nuestros podcasts para obtener consejos.

Un informe de crédito es un registro detallado de su historial crediticio y suele ser el documento que los prestamistas consultan cuando solicita un préstamo o espera conseguir un trabajo. Los prestamistas quieren saber si usted es confiable y los informes crediticios brindan un reporte de sus comportamientos de endeudamiento y pago. Esto puede influir en si obtiene un préstamo, califica para tasas más bajas, puede alquilar un apartamento o ser contratado en el trabajo que desea. .

Las agencias de crédito crean informes crediticios recopilando información de diversas fuentes, como cooperativas de crédito, prestamistas y otras instituciones financieras. Las tres principales agencias de informes crediticios de Estados Unidos son Equifax, Experian y TransUnion

Los informes de crédito incluyen información personal como su nombre, dirección y número de Seguro Social. También enumeran todas sus cuentas de crédito (por ejemplo, tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos estudiantiles y todas las demás líneas de crédito) junto con sus estados e historial de pagos. Un informe de crédito típico incluye:

Información personal: su nombre completo, fecha de nacimiento, número de Seguro Social, direcciones actuales y anteriores, y empleadores actuales y anteriores.

Información de la cuenta: todas las cuentas de crédito actuales y pasadas, incluidas tarjetas de crédito, préstamos, hipotecas y otras líneas de crédito.

 

Consultas de crédito: Todas las empresas o personas que hayan solicitado una copia de su informe crediticio en los últimos dos años. Estas pueden ser consultas duras (iniciadas por usted o un prestamista) o consultas suaves (iniciadas por usted o un tercero con fines no crediticios).

Registros públicos: cualquier quiebra, ejecución hipotecaria, gravámenes fiscales o sentencias civiles que puedan afectar su solvencia crediticia.

 

Cuentas de cobranza: si tiene cuentas morosas que hayan sido enviadas a agencias de cobranza, se enumeran en esta sección.

Historial de disputas: si ha disputado alguna información en su informe de crédito en los últimos siete años, se incluirá aquí junto con la resolución de la disputa.

Los informes crediticios existen para ayudar a los prestamistas a tomar decisiones informadas. Cuando solicita crédito, el prestamista revisa su informe crediticio para ver qué tan bien ha administrado su crédito en el pasado. ¿Ha pagado sus facturas a tiempo? ¿Está al límite de todas sus tarjetas de crédito? Un informe crediticio revela estas cosas, lo que permite una evaluación más objetiva de su riesgo como prestatario. .

Los informes de crédito también lo protegen. Al brindar fácil acceso a su historial financiero, puede identificar rápidamente cualquier uso indebido de su información, detectar actividades fraudulentas o corregir imprecisiones. Son una herramienta para la transparencia y la protección en los préstamos, algo que tanto los prestatarios como los prestamistas pueden apreciar.

Muchas personas utilizan erróneamente los términos “informe” crediticio y “puntuación” crediticia indistintamente. Sin embargo, hay una diferencia significativa. Su informe crediticio es una cuenta detallada de su historial crediticio, mientras que su puntaje crediticio, derivado de los datos de su informe crediticio, es un número de tres dígitos que resume su solvencia crediticia en un momento específico. Esto puede oscilar entre 300 y 850 y cuanto mayor sea el número, mejor será su crédito. Según Experian, una puntuación crediticia de 700 o más generalmente se considera buena.

El informe crediticio proporciona una descripción detallada, mientras que el puntaje crediticio es un resumen rápido para los prestamistas. Una buena analogía es que el informe crediticio es como el guión de una película y la puntuación crediticia es la calificación de estrellas. Ambos son esenciales para comprender la historia, pero uno proporciona más profundidad y contexto.

Revisar su informe crediticio con regularidad es importante por muchas razones. “Cómo verificar su informe crediticio” en esta edición de Amjambo África brinda consejos útiles sobre qué buscar y cómo hacerlo.

Glossario:

  • Solvencia crediticia: Su capacidad para pagar una deuda a tiempo.
  • Historial de crédito: un resumen de su comportamiento anterior de endeudamiento y pago, incluida información sobre pagos atrasados, quiebras o ejecuciones hipotecarias.
  • Historial de pagos: un registro de sus pagos anteriores en cuentas de crédito.
  • Consulta exhaustiva: una solicitud de un prestamista o acreedor para acceder a su informe crediticio para tomar una decisión crediticia.
  • Consulta suave: una solicitud realizada por usted, un propietario o posible empleador para acceder a su informe crediticio con fines no crediticios.
  • Cuenta de cobranza: Una cuenta que ha sido enviada a una agencia de cobranza debido a deudas impagas; Estas cuentas pueden afectar negativamente su puntaje crediticio.

Verificar su informe crediticio es un paso importante para salvaguardar su bienestar financiero. Puede detectar imprecisiones, fraudes y amenazas a su estabilidad financiera. A continuación le explicamos cómo consultar su informe de crédito gratuito:

Según la ley federal, las tres agencias nacionales de informes crediticios – Equifax, Experian y TransUnion – deben permitir que las personas accedan a su informe crediticio de forma gratuita a través del Servicio de solicitud de informe crediticio anual. Históricamente, las personas han podido acceder a un informe gratuito de cada una de las tres agencias una vez al año. Pero desde la pandemia, ahora tiene acceso permanente a su informe crediticio y puede solicitarlo de forma gratuita por teléfono, correo postal o en línea.

El sitio oficial para ver su informe crediticio gratuito en línea es https://www.AnnualCreditReport.com. Al utilizar este sitio web, que está autorizado por el gobierno federal, puede obtener su informe inmediatamente después de verificar su identidad mediante un proceso de autenticación. Esté preparado para verificar su nombre, dirección, fecha de nacimiento y número de Seguro Social. Es posible que también deba responder preguntas sobre sus cuentas de crédito existentes, si tiene alguna. Asegúrese de acceder a la dirección exacta del sitio web como se muestra arriba, no a ningún sitio web fraudulento que se haga pasar por el Servicio de solicitud de informe crediticio anual. Los sitios web impostores pueden tener direcciones ligeramente mal escritas y pueden solicitarle correos electrónicos, llamadas o mensajes de texto solicitando su información personal. El sitio web legítimo solo le solicitará su información desde dentro del sitio y no se comunicará con usted de ninguna otra manera.

Para verificar su informe por teléfono, llame gratis al (877) 322-8228. Deberá pasar por un proceso de verificación y luego se le enviará por correo su informe de crédito dentro de 15 días.

También puede descargar un formulario de solicitud desde el sitio web oficial para obtener su informe crediticio. Simplemente imprima y complete el formulario y luego envíelo por correo a:

 

Servicio de Solicitud de Informe Anual de Crédito

P.O. Box 105281

Atlanta, GA 30348-5281

Luego se le enviará por correo su informe de crédito dentro de 15 días.

Verificar su informe crediticio es una forma proactiva de protegerse de la explotación financiera y también proporciona un resumen organizado de todas sus cuentas de crédito pasadas y actuales. Puede obtener informes semanales gratuitos y, si necesita acceder a su informe más de una vez por semana, también puede comprar un informe de cada una de las tres agencias nacionales de informes crediticios: Equifax, Experian, y TransUnion. Hay otros servicios disponibles donde puede comprar su informe y también monitorear su puntaje crediticio, pero la precisión y la seguridad pueden variar. Acceder a su informe a través del Servicio de Solicitud de Informe Anual de Crédito o las tres principales agencias de crédito es la forma más segura de mantenerse actualizado con su informe crediticio.

All about credit
Part One

El sistema financiero estadounidense se basa en el crédito, por lo que comprender las diversas formas en que se utiliza el término “crédito” es clave para el éxito financiero.

En este país, casi todos los movimientos financieros que haces quedan registrados. Una de las tres agencias de crédito nacionales utiliza su historial financiero para evaluar su “solvencia crediticia”, que es su capacidad percibida para pedir dinero prestado y pagar el saldo (el monto del préstamo + intereses) que debe a lo largo del tiempo. Si alguien tiene un excelente historial de pago de préstamos, las instituciones financieras dicen que tiene “buen crédito”. Sin embargo, si la persona ha tenido problemas para pagar los préstamos, ha realizado pagos atrasados ​​o no tiene ningún historial crediticio, dicen que tiene “mal crédito” o “no tiene historial crediticio”.

El crédito se basa en las compras que realiza y en si las devolvió, a tiempo o en absoluto. Esto incluye compras realizadas con tarjeta de crédito, o mediante una hipoteca sobre una casa, o un préstamo para comprar un automóvil o ir a la universidad, o de compañías de servicios públicos o instalaciones médicas. Las oficinas nacionales de crédito al consumo recopilan toda esta información financiera en un “informe crediticio”, y estos informes crediticios determinan la “solvencia crediticia” de una persona. Las tres agencias de crédito nacionales son Experian, TransUnion y Equifax.

La información contenida en los informes crediticios ayuda a crear un “puntaje crediticio”, un número de tres dígitos que refleja la solvencia. Los prestamistas utilizan esta puntuación y los detalles de un historial crediticio para decidir si alguien califica o no para un préstamo y en qué términos, que incluyen cuánto dinero pueden pedir prestado, la duración del préstamo y la tasa de interés.

Un puntaje crediticio alto significa que los prestamistas ven a una persona como responsable y confiable, mientras que un puntaje crediticio bajo puede significar que la persona tiene dificultades para obtener un préstamo porque el prestamista no está seguro de que se le reembolsará. Un buen crédito ayuda a una persona a lograr estabilidad financiera y oportunidades de crecimiento. Por ejemplo, un buen crédito le permite calificar para préstamos con condiciones favorables, como tasas de interés más bajas y límites de endeudamiento más altos. Y un buen crédito facilita el alquiler de un apartamento, la obtención de una tarjeta de crédito y la obtención de un empleo.

Un puntaje crediticio bajo puede significar que un prestamista cobraría tasas de interés más altas por un préstamo. A veces, una puntuación baja podría incluso significar tener problemas para alquilar un apartamento o conseguir un teléfono celular, o podría significar que no puede obtener tarifas bajas de seguro de automóvil. El mal crédito puede limitar las opciones y encarecer el dinero prestado.

Tener un buen crédito requiere trabajo. Realizar pagos puntuales, mantener bajos los saldos de sus tarjetas de crédito y mantener una combinación de tipos de crédito es crucial para fortalecer su crédito. Al ser responsable con su crédito, puede construir un historial crediticio sólido que lo beneficiará a largo plazo. Nunca es demasiado pronto para empezar con el crédito. Al obtener un préstamo pequeño y garantizado o abrir una tarjeta de crédito pequeña, puede demostrar buenas prácticas financieras para estar preparado cuando necesite pedir dinero prestado para una emergencia, un automóvil o una casa.

Quizás se pregunte si su crédito se considera bueno o malo o cuál podría ser su puntaje crediticio. Muchas cooperativas de crédito y bancos ofrecen informes crediticios y monitoreo de crédito gratuitos a sus clientes, y estarán felices de revisar su informe con usted. O puede obtener usted mismo un informe gratuito todos los años de cada una de las tres principales agencias de crédito en AnnualCreditReport.com. Es esencial revisar su informe de crédito con regularidad para detectar errores o posibles fraudes.

El crédito es una parte importante de las finanzas en Estados Unidos. Permite a las personas realizar compras que de otro modo no podrían permitirse y abre oportunidades de crecimiento. Sin embargo, es importante mantener un buen crédito y aprovechar sus beneficios. Al comprender cómo funciona el crédito y ser proactivo en la administración de sus finanzas, podrá prepararse para el éxito financiero en el futuro.

Glossario:

Crédito: Esto se refiere a la confianza que los prestamistas depositan en usted para pedir dinero prestado y pagarlo en el tiempo. Es un contrato en el que recibes bienes, servicios o dinero ahora y aceptas pagarlos más tarde. Cuanto mejor sea su crédito, más oportunidades financieras tendrá a su disposición.

 

Burós de crédito: Son agencias que recopilan y mantienen información crediticia individual y la venden a otras empresas en forma de informe crediticio. Las tres principales agencias de crédito de EE. UU. son Experian, TransUnion y Equifax. Los prestamistas utilizan estos informes para decidir si le otorgan crédito y a qué tasa de interés.

Informe de crédito: Un informe de crédito es un resumen detallado de su historial crediticio, preparado por una agencia de crédito. Este informe incluirá información personal, una lista de cuentas de crédito, su historial de pagos, consultas sobre su historial crediticio y registros públicos como quiebras o embargos fiscales. Ayuda a los prestamistas a determinar su capacidad para pagar cualquier deuda futura.

Puntaje de crédito: Un puntaje de crédito es un número basado en un análisis de nivel de los archivos de crédito de una persona, para representar la solvencia de esa persona. Este número de tres dígitos se deriva de su informe crediticio y oscila entre 300 y 850. Cuanto más alto sea su puntaje, mejor será su solvencia, lo que conduce a mejores condiciones de préstamo y tasas de interés más bajas

El factor más importante que examinan los prestamistas, como las cooperativas de crédito y los bancos, para determinar la solvencia de una persona es su historial de pagos. Esto se debe a que los prestamistas quieren estar seguros de que el destinatario del préstamo lo devolverá a tiempo y en su totalidad. Los pagos atrasados, incumplidos ​​y morosos permanecen en los informes crediticios de una persona durante siete años, por lo que los prestamistas analizan el historial de pagos a lo largo del tiempo.

Un solo pago de crédito atrasado no debería arruinar un puntaje crediticio, pero cuando los prestamistas ven muchos pagos atrasados, lo más probable es que se preocupen. Lo mejor que puede hacer si tiene un pago atrasado es intentar liquidarlo lo más rápido posible. Cuanto más tiempo permanezca impago o moroso, peor se verá en su informe crediticio y más negativo será su impacto.

Generalmente, los saldos pendientes se trasladarán a cobranza después de 30 días de falta de pago para préstamos y 180 días para una cuenta de tarjeta de crédito. Las cuentas en cobranza se anotan especialmente en los informes crediticios y reducen el puntaje crediticio general. El resultado suele incluir límites reducidos para el crédito existente (y límites más pequeños para cualquier posible crédito futuro), cargos por pagos atrasados ​​y mayores tasas de interés, todo lo cual puede convertirse rápidamente en una carga financiera. Además, si una cuenta se ha trasladado a cobranza, el prestamista original puede emprender acciones legales contra el prestatario.

Los prestatarios pueden y deben tomar algunas medidas sencillas para mantener una buena reputación crediticia porque pueden evitar muchos problemas financieros a largo plazo. Por ejemplo, la función de pago automático puede minimizar la posibilidad de olvidar o no cumplir con una fecha de vencimiento de pago. De esa manera, se garantiza que se reembolsará al menos el pago mínimo en cada período de pago. Otra opción es marcar las fechas de vencimiento de los pagos en un calendario y establecer recordatorios (posiblemente recordatorios recurrentes) de cuándo vencen los pagos. Y realizar pagos temprano y con frecuencia siempre es una buena idea para las personas, ya que salir adelante ayuda en caso de que un prestatario se enfrente a dificultades financieras imprevistas.

Si su puntaje crediticio es bajo, no hay mejor momento que el presente para comenzar a mejorar su puntaje. Practique revisar periódicamente su informe crediticio, realice todos los pagos futuros a tiempo, pague su deuda y no exceda su límite de crédito. Si sigue estas sugerencias, construirá un expediente crediticio saludable y un historial crediticio positivo, y usted y su familia disfrutarán de una mejor salud financiera en los EE. UU.